jueves, 5 de agosto de 2010

Guía para la compradora amateur: calzas de polar


A fines de mayo llegó mi compañera de pieza con “la gran novedad de la vida”- según ella- dos pares de panties de polar que compró en la calle por dos mil y tantos pesos.

Yo la miré incrédulamente, y le dije, ¡muy bien!, no pasarás frio ahora, y no se habló más del asunto.

La semana pasada, para mi cumpleaños mi madre me dijo "hija te traje estas cositas y también unas panties de polar que tu papá me compró,  no me quedaron buenas, así que, póntelas tú"
 ¡Perfecto!, pensé, así veré la maravilla de estas leggins que me había dado lata comprarme yo misma.

Debo decirles, que me arrepentí haber pasado hasta estas fechas sin tener este elemento en mi closeth, porque son muy calentitas y además te tornean y estilizan las piernas, porque son elasticadas.
Confieso que las miré en menos, pero me equivoqué, de pronto no vale la pena pagar los 8 mil pesos de las calzas Americanino que venden en Falabella y no abrigan demasiado-otro cuento será en verano, pero para esos calores queda un poco, bastante-. Al menos en esta fecha, déjenme decirles que les pongo un siete a estas calzas callejeras que me han abrigado ante estos últimos fríos que amenazan con traspasar mis minivestidos de lana, cardigans y sweaters largos.

Ustedes saben, las calzas son un MUST esta temporada, ojalá las primeras que compres sean negras porque combinan con todo, y luego puedes lanzarte a la gama de colores del arcoíris, o bien optar por un diseño estampado con flores que es lo que se está llevando.

¿Cómo llevarlas? Pues se ven demasiado bonitas con botines, botas, también zapatillas y tacos.

¿Dónde comprarlas? En cualquier bazar, o bien en la calle en el centro de tu ciudad de seguro las encontrarás por un precio no superior a tres mil pesos.

Ojo, intenta no dormir con ellas porque se te van a llenar de motitas feas que serán muy difíciles de sacar incluso, “afeitándolas” con la presto barba de tu papá, hermano o pololo.

Recuerda esta regla que es simple, para no vernos como embarazadas, la idea es que si llevas algo ajustado abajo, ponte algo un poco más suelto arriba y si llevas algo suelto abajo como los baggy pants-sí, esos que parecen de mi bella genio-, usa hacia arriba algo más ajustado que marque tu cintura y no te veas “demasiado ancha”. Después de todo, hay que sacar partido a lo que Dios nos dio ¿no creen?


Las panties de polar se pueden llevar con poleras largas y botines. Bonita combinaciòn de colores con un aire  folk ¿les gusta?


6 comentarios:

Camila dijo...

yo las amo, las uso a veces incluso debajo de los pantalones (no es nada top lo sé, pero son calentitas) con jumper quedan muy bien también.

Me gusta la modelo, esa blusa es una de las que tu haces verdad?? tan seeca :D


P:D= Ojalá que la bruja ladrona de ideas no te copie esta entrada :D

Anónimo dijo...

Efectivamente es la polera que hice:)
Y la modelo es demasiado linda,por eso la escogí ;)

Anónimo dijo...

Mas linda es la modelo de las poleras de corte campana! 1313! :P ... existirán calzas para hombres ? ... mata pasiones! jajajaja

Anónimo dijo...

Naaa', ajajajja
La niña de las poleras corte de campana es más fea, por eso le corté la cabeza xD
Jajajajaj
:P
Saludos

La administradora!

Anónimo dijo...

Excelente publicacion!
y como dices tu es mejor que comprarse calzas que te apretan mucho la guatita para las que tenemos unos kilitos demas....

Saludos

los tipos de calzas dijo...

Muy lindas para este invierno.
Saludos!
Helena